En Dolz, el “origen” es importante. Mucho. Porque nuestra orientación a la calidad toma como referencia a los componentes de primer equipo. Y porque el nacimiento de la compañía se remonta a 1934. Desde entonces, el pequeño taller que montó en Castellón el abuelo de la actual tercera generación que gestiona la empresa ha ido evolucionando hasta convertirse en la multinacional que es hoy con fábricas en España, Argentina y China.

Este año, estamos de enhorabuena: hemos inaugurado nuestra nueva planta y sede central en Almassora (Castellón). Con tal motivo, Rocío Dolz, Directora Comercial de Indutrias Dolz, ha sido entrevistada por el “Anuario de Automoción”. De la nueva fábrica. De bombas de agua. Y de clientes. De la propuesta de valor de Dolz al mercado.  De todo ello habla la siguiente entrevita que compartimos con todos vosotros.

¿Qué representa la nueva planta de Almassora?

La apertura de la fábrica y sede central de Almassora es el fin de una fase y la apertura de otra. Desde hace muchos años, teníamos la necesidad de cambiar de fábrica porque estábamos muy encorsetados y no había espacio para crecer. Ahora vamos a contar con hasta 25.000 metros cuadrados. Eso significa que hemos ganado mucho, especialmente en la eficiencia del flujo en el proceso de producción, pero también en capacidad de almacenaje. Un ejemplo: por fin hemos podido meter un turno de noche en fundición, algo que en Castellón ciudad era imposible. Vamos a ser más eficientes y vamos a poder aumentar, progresiva y significativamente, nuestra capacidad productiva.

Los clientes van a notar sobre todo un plus de servicio, que es donde más nos limitaba la imposibilidad de crecer físicamente en las anteriores instalaciones. ¿En calidad? Seguiremos donde hemos estado siempre: la referencia del mercado. Es una de nuestras señas de identidad. La nueva fábrica nos da muchas posibilidades: proyectos de ampliación de gama, quizá hasta la posibilidad de pensar en fabricar algún otro tipo de producto…

INDUSTRIAS Dolz Fachada ROCIO DOLZ

Dolz es la marca de bombas de agua más valorada por los talleres españoles. Eso dice el estudio de una consultora independiente que se ha dado a conocer recientemente. ¿Les ha sorprendido?

Nos ha agradado. Si hay algo que nos satisface especialmente es que los talleres reconozcan el esfuerzo que hacemos para poner en sus manos un producto de la máxima calidad. Esto es así desde que mi abuelo puso en marcha la empresa: los talleres tienen que confiar en nosotros igual que los clientes que les llevan el coche confían en ellos. De ahí viene esa orientación a la calidad de Dolz, que es casi una obsesión. Lo llevamos en el ADN. Ese estudio de The Hub Automotive Insights sobre la percepción que tienen los talleres de nuestra marca nos llega además en un momento estupendo. Porque después de tantos años trabajando la calidad y el servicio son aspectos que se nos presuponen y está bien que sea así, pero hay que subrayarlo. Las presiones competitivas por precio son terribles en nuestro mercado. Sin embargo, no todas las calidades son iguales.

Calidad significa habitualmente inversión. Y según como se mire puede ser coste. ¿Cómo se gestiona eso en un mercado con tanta presión de precios? ¿En cuanto valora el taller la calidad de la bomba de agua que monta en el vehículo de su cliente?

La calidad es innegociable. Es nuestra seña de identidad. No todos los productos son iguales. No todos tienen la misma calidad. Es algo que nos preocupa. Porque más calidad suele ser sinónimo de más coste y ese plus de calidad, de confiabilidad en el producto, tiene que ser percibido por el mercado. No es lo mismo que un producto dé problemas al taller o que no se los dé. Por eso, hemos hecho un estudio comparativo con otras marcas de bombas de agua, y estamos hablando siempre de marcas de calidad premium, para verificar calidades. Y nos hemos dado cuenta de que el producto Dolz es el más fiel al de origen, al que monta primer equipo. Los resultados del análisis técnico realizado dicen que la calidad de nuestros componentes es igual o superior a la de primer equipo.

Voy a poner un ejemplo. La bomba de agua tiene tres elementos fundamentales para garantizar la durabilidad de la misma y uno muy importante es el cierre. Hace unos años este cierre era cerámico, pero después se descubrió que la durabilidad del carburo de silicio, que sería la última tecnología en cuanto a cierre, es bastante superior. La cuestión es que hoy día no todos los competidores montan este cierre. En nuestro caso, el 95% de las bombas que Dolz fabrica en Castellón sí lo llevan y el taller realmente lo aprecia. Ese cierre es un valor añadido, garantiza mayor durabilidad, pero también representa un coste que al final se nota algo en el precio. El taller lo tiene claro, cuando tú montas una bomba Dolz no tienes ningún problema. Esa tranquilidad no tiene precio.

ROCIO DOLZ ENTREVISTA

¿Y el distribuidor? ¿Es tan sensible a la calidad como el taller?

Debe serlo. El precio es un factor muy importante en la distribución de recambios. Las presiones competitivas por precio son enormes. Pero no puede ser el factor decisivo. La mayoría de los talleres lo tienen claro, quieren recambios, bombas de agua, que no les generen ningún problema, en las que puedan confiar. Me gusta cuando un mecánico cliente de segunda o tercera generación me dice que su padre o su abuelo ya trabajaban con Dolz, que confían en la marca porque nunca les ha fallado. Pero es cierto que esa presión en precios existe y también nosotros hemos tenido que ir adecuándonos a ella.

Siempre, por supuesto, desde esa orientación a la calidad. Llevamos muchos años desarrollando bombas de acuerdo a origen. Por diseño, por prestaciones… por, y disculpad que insista, calidad. El 100% de nuestras bombas pasan un test de estanqueidad. Sólo así se explica el bajo nivel de garantías que tenemos. El producto es excelente. Y el precio competitivo. Hasta que un producto no da problemas puede que alguien sólo valore el precio. Pero… ¿Y cuando da problemas? Dolz tiene la fábrica aquí, en España. Eso es algo muy importante para el mercado nacional. Cuando se activa una garantía, que puede ocurrir, en nuestro caso, el departamento de Calidad de Dolz está en Castellón y la Oficina Técnica a cinco metros del responsable de Calidad. Tenemos una capacidad de respuesta muy rápida para dar solución de servicio al cliente. Nos han llamado de un taller de Tarragona por la mañana y por la tarde ya ha estado allí nuestro responsable de Calidad.

Industrias Dolz Interior de la nueva fábrica

¿Qué papel juega el distribuidor en su relación con los talleres?

Es fundamental. Siquiera sea porque es el agente de toda la cadena que más y mejor llega al taller. Pongamos un ejemplo importante para nosotros. El de la información técnica que los talleres tienen de nuestros productos. Es un aspecto crítico, porque de él depende el adecuado montaje de la bomba de agua, que no es un asunto menor. Una bomba mal montada puede ser causa de importantes averías. Y aunque pueda parecer que la bomba no es un componente altamente tecnificado, sí que ha ido evolucionando y en determinados casos hay que montarlo de una forma específica.
En general, las garantías de producto vienen siempre de los mismos clientes y siempre de los mismos talleres. ¿Por qué? Porque hay prácticas que no son correctas y se siguen realizando. Ahí, el concurso de los distribuidores para hacer llegar buenos mensajes al taller es fundamental. Por eso decidimos actualizar el material de apoyo al distribuidor con mensajes para ayudar al taller, unos mensajes que son además unos estupendos argumentos de venta para el recambista. ¡Y que están funcionando muy bien! Se trata de folletos de producto para bombas y kits, pero también de material de soporte técnico, como consejos de montaje, presentaciones técnicas sobre los componentes de las bombas y notas técnicas sobre diferencias entre referencias (para distinguirlas mejor, y facilitar la elección). Además, se han preparado también vídeos tutoriales, formaciones y posters técnicos y comerciales.

kit-distribucion-2

Dolz fabrica bombas… pero también se ha convertido en un actor importante en materia de kits de distribución de bomba y correa

Sin duda. Para el cliente final el cambio de todo el conjunto es un ahorro de costes. Por muy poca mano de obra de más, y su equivalente reflejo en precio, reemplaza dos componentes de un mismo sistema cuyo cambio conjunto aporta ventajas adicionales. Como la durabilidad, que es mejor cuando todos los elementos del sistema son nuevos.

Para el taller, la reparación con kit de distribución de bomba y correa es sinónimo de reparación más fiable de cara al cliente… y de un poco más de valor. Al taller le gusta, además, tener todo en una caja, tener un solo interlocutor, por si algo falla.

En cuanto a los distribuidores, en España la evolución del kit de distribución con bombas ha sido muy rápida y ha sido un segmento de mercado con crecimientos muy importantes. Algo parecido nos ocurrió a los fabricantes de bombas, porque, al final, con el kit la bomba deja de ser un producto de avería puro y duro y se convierte en otro de mantenimiento. Otra cosa es el valor que cada cual dé a los distintos elementos del kit. Para nosotros un kit es premium si todos los componentes, todos, los son, y la bomba de Dolz, lo es.

¿Queda muy lejos la bomba de agua del automovilista?

La verdad es que no es un producto de los más conocidos por el gran público. Y es probable que no sea de los más gratamente recordados por los conductores, porque tradicionalmente ha sido sinónimo de avería. Sin embargo, el mantenimiento responsable del coche está cada vez más en los medios de comunicación generalistas.

La Dirección General de Tráfico, Sernauto…. Son muchas las organizaciones que están trabajando el tema. Hasta nosotros… muy modestamente, pero es cierto que, recientemente, recabamos datos de averías en carretera debidas a un mal mantenimiento del sistema de refrigeración y fallo de la bomba, los compartimos con la prensa y se hicieron eco de ellos y de nuestros consejos para conductores importantes medios de ámbito nacional.

Ojo, en tres años las averías en carretera causadas por un mal funcionamiento de la bomba del agua han crecido un 20%. Hay motivos para recordarle al conductor que revise periódicamente el sistema de refrigeración. Evitará averías mucho más costosas que el mantenimiento.